Quizás el último spot de Burger King no sea demasiado políticamente correcto, pero me da que ha conseguido exactamente lo que quería. Las hamburguesas de medio kilo criticadas por la ministra no se vendieron gran cosa pero aprovechando el tirón lanzan otra campaña polémica.

En realidad creo que el problema tiene más que ver con el sentido del humor que otra cosa.

Aunque para políticamente incorrecto el anuncio de hamburguesas de Paris Hilton .

Anuncios