Via RestauracionNews me entero que los Iboo de Madrid echan el cierre, aduciendo el coste de los locales en la capital y argumentando que se van a centrar en los restaurantes que conservan en la costa.

Iboo es una franquicia desarrollada por Mario Sandoval con Tormo & Asociados sobre el concepto de fast-food saludable (cocina mediterránea de autor).  Sin embargo una búsqueda en Tormo.es no arroja ningún resultado para Iboo, aunque sí en las noticias, que nos reseñan el lanzamiento de Iboo.es en noviembre de 2005. Al visitar la dirección nos encontrarmos con que está en manos de unos ciberokupas, por lo que es probable que no fuese debidamente renovado cuando expiró…

El cierre me lleva a plantearme algunas dudas sobre el modelo de la restauración basada en precocinados. Básicamente estos restaurantes sirven platos preparados de antemano en una cocina central. Los platos se preparan utilizando tecnología de última generación (cocción al vacío, baja temperatura, atmósfera  controlada), de tal modo que el plato simplemente se monta y calienta en el restaurante.

Las cadenas de fastfood más tradicionales (hamburguerserías y demás) siempre han hecho uso extensivo de estos procedimientos (sobre todo del uso de producto congelado), pero recientemente ha aparecido toda una nueva generación de franquicias que intentan elevar el listón de la calidad de la cocina basada en producto precocinado en cocinas centrales. A pesar de este traspiés el modelo parece funcionar, como indica la expansión de Tapelia, por ejemplo.

Quizás el problema no sea el modelo de restaurante en sí, si no la modalidad de franquicia, que habitualmente no requiere de conocimiento alguno del sector al franquiciado.
Más en varios post de DirectoalPaladar:

Anuncios