Si España es de hecho la nueva frontera en la restauración, también es donde el concepto de cocina del postre ha despegado verdaderamente. Los fanáticos de la pastelería no necesitan presentaciones para locales hipermodernos como Talaia o el Espai Sucre, o los celebrados Oriol Balaguer y Jordi Butrón o leyendas como el maestro heladero Angelo Corvitto. Pero si hay un hombre que puede ser llamado el padre de la escena pastelera contemporanea española es Francisco Torreblanca.

Para los iniciados en la delicias de la repostería contemporánea las afirmaciones de este párrafo no constituyen ninguna sorpresa, la pastelería española es hoy por hoy la más pujante del mundo (tanto o más como su restauración), la sorpresa viene de quién lo afirma. El texto es mi traducción chapucera de un post de Kuidaore un blog sobre cocina y repostería ¡de Singapur!.

Kuidaore es probablemente uno de los mejores blogs gastronómicos del mundo, tanto por la calidad de sus textos, el nivel de conocimientos, como por sus asombrosas fotografías.

Recreación de un postre de Paco Torreblanca (Totel) por Kuidaore una blogger de Singapur

La fotografía del “marronier” de Torreblanca no está extraida del libro del maestro, si no que se trata de una fotografía y recreación de la receta de la propia Kuidaore a partir de las indicaciones del libro de Torreblanca.

En otro post recrea el Punta de Teno de Oriol Balaguer y se deshace en elogios hacia el mismo:

Recreación de un postre de Oriol Balguer por Kuidaore una blogger de Singapur

Estoy metida hasta las rodillas en el Desset Cuisine de Oriol Balaguer. Si Pierre Hermé es el Picasso de la repostería entonces Oriol Balaguer es el Dalí de los postres.

Anuncios